jueves, 26 de mayo de 2011

Reseña Si No Despierto

DATOS

Título: Si No Despierto.
Título Original: Before I Fall (2010).
Saga: No.
Autor: Lauren Oliver.
Editorial: SM.
Precio: 15,95 €.
Género: Actual/Juvenil/Paranormal.
Núm. Páginas: 472.
Continuación: No.





SINOPSIS
Imagina que solo te queda un día de vida.
¿Qué harías?
¿A quién besarías?
¿Hasta dónde llegarías para librrte de morir?

Samantha está a punto de averiguarlo: el viernes 12 de febrero será su último día. O, mejor dicho, sus últimos siete días, porque todo va a repetirse una y otra vez hasta que se dé cuenta de que cambiar las cosas… está en su mano.



RESEÑA

Nuestra protagonista es Sam Kingston, una de las cuatro chicas más populares del instituto junto con sus mejores amigas: Lindsay, Ally y Elody. Todas ellas viven en su pequeña burbuja particular y viven como les parece, o como descubre Sam después, como se espera que tienen que vivir las chicas populares: yendo a todas las fiestas y emborrachándose en ellas, saliendo con chicos guapos, haciendo la vida imposible a los pringados, etc.

Pero seamos sinceros, ninguna de ellas es nuestro ideal de protagonista. Son falsas, mentirosas, superficiales, engreídas, bordes y egocéntricas. Y Sam también es así, dejándose arrastrar continuamente por sus amigas, con lo que cuesta sentirse identificado con ella y con sus actos, a pesar de que no sea siempre la cabecilla de todo ellos. Por suerte, el destino le da la oportunidad de redimirse, de limpiar sus errores para poder cambiar de alguna forma los sucesos ocurridos y salvarse a su vez a sí misma.

Pero rebobinemos, es el viernes 12 de febrero, la fecha en el que se celebra en el instituto el día de Cupido y para Sam es el principio de lo que cree que será un día totalmente maravilloso. Por fin, ella y su novio Rob tienen pensado en dar un paso más, y es que han planeado pasar la noche juntos. Ella ha estado suspirando demasiado tiempo por él y lo más normal del mundo es hacerlo para quitárselo de encima para no pensar continuamente en cómo será, ¿verdad? En fin, como decía hoy es el día de Cupido en el instituto, en el cual la popularidad se mide por la cantidad de rosas que la gente te envíe. Y este año Kent McFuller, uno de esos chicos frikis del colegio y su amigo de cuando era pequeña e impopular, le ha enviado también una rosa que enseguida Sam desprecia. Pero el día continua y sigue transcurriendo con normalidad: copia en el examen de química, el profesor del instituto de matemáticas le tira los tejos y ella tontea con él, hace su contribución anual de enviarle una rosa a la Loca de la Colina, se saltan la clase de lengua, pillan a uno poniéndole los cuernos a su novia,…Y así hasta que llega la noche y se van todas a la fiesta organizada en casa de Kent. Pero cuando esta se termina y vuelven a casa después de que Sam se pelee con Rob, sufren un terrible accidente de coche y el mundo cómodo y simple de Sam da una vuelta de campana, porque cuando se despierta de nuevo se da cuenta que es de nuevo el mismo día: el 12 de febrero. Todo el mundo se comporta como si el ayer nunca hubiera existido y vuelve a ser de nuevo ese día, con la oportunidad para Sam de vivirlo de nuevo.

Al principio, ella no puede entender qué ocurre, cómo es posible que su vida se limite a vivir ese mismo día una y otra vez. Hasta que se da cuenta que cosas que ha hecho pueden ser realizadas de otra forma. Sam con la repetición constante del mismo día, se percata de cosas que de otro modo le hubieran pasado desapercibidas, llegando a ser capaz de ver las cosas desde nuevas perspectivas cada vez más profundas. El destino le da la oportunidad de conocer mejor a los que creía conocer, conocer a aquellos que no conocía y estar más con los que aprecia. Y poco a poco se da cuenta que cambiar lo que ocurre ese día está en su mano, al igual que cambiar su forma de ser también lo está.

Por estos libros es por lo que adoro la literatura juvenil. El libro de Lauren Oliver está narrado de forma magistral, no solo se compone de palabras que forman una historia, sino de palabras que nos provocan sentimientos y nos hacen reflexionar. Si no despierto, nos recuerda que la posibilidad del cambio está en nuestras manos y que si queremos cambiar las cosas, solo hemos de querer y hacerlo. La autora nos cuenta una historia que es siempre la misma, pero que varia conforme Sam se da cuenta que es mucho mejor persona de lo que se cree que es, y que su comportamiento afecta a todo lo que tiene alrededor y que solo una acción suya puede cambiarlo todo. La gracia de la novela está en que los personajes reaccionan de forma distinta según la manera de actuar de Sam. Y es que a través de la maduración de ella mediante la repetición del mismo día y no a través del paso del tiempo, lo que permite que a los demás comportarse de forma totalmente diferente.

Es un libro que me ha gustado mucho y que recomiendo. Es una de esas historias que hay que saborearlas, analizarlas y digerirlas bien después de haber acabado de leerlas, y que gustan más cuantas más vueltas le das. En ella se refleja muy bien el ambiente adolescente de instituto en el cual se acosa al que es diferente de los que son populares. Es una de las claras críticas que tiene este libro: el estamentismo de la sociedad estudiantil americana contada de una forma entretenida, triste, conmovedora y divertida. Pero esta vez, a través de Sam, lo vemos desde el punto de vista del acosador. Y aunque me ha parecido más o menos creíble el proceso de maduración y evolución de Sam, me ha resultado quizá un poco demasiado lento y con algunos altibajos. Hay un momento en la historia en el que pienso que Sam debería pensar mejor las cosas antes de hacer lo que hace y el ritmo que hasta entonces me había enganchado, pega en mi opinión un pequeño bajón. Se me hace demasiado predecible y en ningún momento me llega a sorprender cómo suceden las cosas. Pero puede que sea porque hace las cosas como las haría un adolescente inexperto e influenciado y yo nunca he sido ni he actuado así, además de que ya tengo unos años más y he superado esa etapa de la vida.

En cuanto a los personajes, Sam empieza siendo una chica frívola y superficial, que no hace más que seguir la corriente a la cabeza del grupo, Lindsay, y hace lo que se supone que se espera de ella. Pero por suerte, con cada nueva vivencia del nuevo día, Sam va cambiando, se le va cayendo la venda de los ojos a la vez que va conociendo realmente cómo son en realidad sus amigas y su novio, y se da cuenta de cómo es ella misma y cómo ha estado actuando hasta ese momento. Poco a poco va intentando paliar sus errores mejorando la relación con su familia y la gente que tiene a su alrededor, que antes despreciaba sin motivo alguno. Mientras que paulatinamente va dándose cuenta de que Kent, aquel chico que no está del todo mal pero que lo estropea todo con su forma de vestir, ve más en ella que cualquier otra persona que ha conocido.

“—¿Se puede saber qué narices te pasa? Mira Kent, no pienso salir contigo. No saldría contigo en un millón de años, así que olvídame de una vez. Tu para mí no eres nada —es como si las palabras se me escaparan de entre los labios no me dejaran respirar, noto que me ahogo.
Kent clava sus ojos en los míos y se me acerca aún más. Por un instante pienso que va a intentar besarme y noto que el corazón me da un vuelvo.
Sin embargo, se limita a susurrarme al oído:
—Te puedo ver por dentro, ¿sabes?
—Tú no me conoces —doy un paso atrás, casi temblando de ira—. No sabes nada de mí.”


Luego tenemos a Lindsay, que es la típica chica bravucona que se cree mejor que los demás aunque en el fondo sabe que es todo fachada y por dentro es todo inseguridad y miedo, pero lo esconde tan bien que ni hasta sus amigas lo saben. Ally y Elody están menos desarrolladas que las otras, pareciendo que están un poco de pegote aunque tienen buena base que lamentablemente no se llega a aprovechar. Tengo que nombrar también a Izzy, la hermana pequeña de Sam, que para lo pequeña que es, es mucho más madura que su hermana.

“— Pero ahora todo esto ha cambiado —prosigo—. Antes era mucho mejor, ¿sabes? Para empezar no había casas, así que me sentía como si estuviera en el fin del mundo.
—Ya, pero ahora si tienes ganas de hacer pis puedes ir a una de esas casas y pedir que te dejen ir al baño —replica Izzy, ceceando como siempre: zi tienez ganaz de hacer piz…
Me río.
—Sí es una forma de verlo.

—Cuando era pequeña me pasaba horas y horas tumbada justo aquí, ¿sabes? Me ponía boca arriba y me dedicaba a mirar el cielo.
Izzy se da la vuelta hasta quedar de espaldas.
—¿A que el cielo sigue siendo igual?
La simplicidad de sus palabras hace que casi me ría. Desde luego, tiene toda la razón. Tal vez sea así de sencillo: si quieres que todo vuelva a ser como antes, lo único que tienes que hacer es mirar hacia arriba.”


En cuanto al final… No está mal, pero yo la verdad es que no lo hubiera acabado así. Entiendo que haya terminado de esa forma, encuentro la lógica en su final, pero aunque acaba bien y como era de esperarse, podría haber acabado mejor. Y la mala adaptación que tiene la traducción del título del libro puede que haya tenido mucho que ver.

Es por ese final que no sorprende, por los cambios que pega Sam que en mi opinión son un poco más bien aleatorios y sin ningún razonamiento lógico, y porque esta en ningún momento se pregunta ningún por qué ni se plantea ninguna respuesta espiritual, el karma o lo que sea (yo me lo habría planteado en todo momento y estaría aterrorizada) es por lo que no le he podido ponerle ese medio puntito más que quería ponerle.

“Mientras salimos de la carretera, se me ocurre pensar que tal vez las cosas no sean tan complicadas como parece. La mayor parte del tiempo –el noventa y nueve por cuento de las veces- no tienes ni idea de cómo ni por qué se unen los hilos, pero no pasa nada. Haces algo bueno y algo malo ocurre en consecuencia. Haces algo malo y ocurre algo bueno. Te quedas de brazos cruzados y todo estalla.”


En resumen, es un libro que trata sobre la vida, sobre las oportunidades que esta nos ofrece y que nosotros muchas veces rechazamos al no darnos cuenta de lo que valen. Sobre el peso de nuestras acciones en nuestra vida; sobre nuestra conducta ante los problemas; sobre la inexperiencia juvenil; el continuo aprendizaje de nuestros errores; el no dejar nunca que los demás decidan cómo vivir nuestra vida; sobre el azar, y lo valioso que son las cosas que realmente importan: el amor, la amistad y nuestro tiempo. Al acabar de leerlo, nos daremos cuenta que no existe el día perfecto, que el vivir las pequeñas cosas del día a día es lo que consiste la felicidad y que nuestro tiempo aunque no lo parezca es limitado. Es un libro con una historia profunda que nos conmoverá y nos dejará huella y nos hará pensar si nuestra vida es como queremos que sea realmente, y si estamos dispuestos a cambiarla a mejor.



PERSONALMENTE



*Agradecimientos a la editorial por el ejemplar.

15 comentarios:

Rebeca Midnight dijo...

Este libro me llama la atención y después de leer la reseña, aún mas.
Muacks.

Elena dijo...

Muy buena reseña!!:):) Tengo ganas de leer este libro, por que tiene muy buena pinta!!:):)

Un besito

~Lectora Voraz~ dijo...

Yael me tentó demasiado con su reseña y este libro está entre los primeros de mi lista de "los más deseados".

Besotes ^^

MyuMyu dijo...

Lo voy a agregar a mi wishlist porque cuando la hice no me acordé pero es cierto que hacía tiempo que quería leerlo.
Muchas gracias por la reseña, está muy bien, he disfrutado mucho leyéndola :D.

¡Muchos besos!

Cristina :D dijo...

Lo llevo queriendo leer hace ya bastante tiempo :S
De esta autora iba a empezar con este libro pero al final me voy a leer antes Delirium.

Un besoo! :)

Mrs Brightside dijo...

Buena reseña. Este libro tengo ganas de leerlo desde hace bastante, pero no creo que me lo compre por ahora :P

Saludos ^^

Skila dijo...

Tal y como dije en mi reseña, es un libro que me enamoró. Definitivamente, me encantó y me transmitió muchísimo más que otros libros del corte StephanieMeyeriano o FedericoMocciano xDD.
Un beso y muy buena reseña ;)

El hada de las palabras dijo...

A mi este libro también me enamoró y me encantó, por ahora los dos que he leído de esta autora, los dos que me han encantado!!

Besotes guapa;)

Ángel oscuro dijo...

Me inclino a los pies de esta reseñaa!!!! jajajajajaja no en serio!! que peazo reseña, leí el libro hace tiempo porque me lo dejaron y la verdad, me gustó bastante pero ahora me han entrado ganas de volver a leerlo!!!!
Asi que en cuanto puedo lo haré!!!!!
Gracias por la reseña guapiii!!!!!
Un besoteeeee

crisis.91 dijo...

Totalmente de acuerdo contigo! Me encantó este libro por lo mismo que a ti y es muy cierto que no hay día perfecto.

un beso

yael dijo...

Gracias chicas por los comentarios y un placer que os haya gustado la reseña :D

¡¡Un besito a tod@s!!

Nidale dijo...

me gusta la reseña, dan ganas de comprarlo ^^

Inma ॐ dijo...

Lo tengo pendiente desde hace un montón! A ver si le encuentro un hueco y lo leo ^^
Un besazo!

Arantxa Martín dijo...

Cada vez tengo más ganas de leer este libro¡¡¡

Espe dijo...

Que ganas le tengo a este libro ...
Muy buena la reseña

Besos.