jueves, 22 de septiembre de 2011

Acerca de...

SAGAS DE FANTASÍA (1/3)

Es tremendamente fácil echar un vistazo a las estanterías de mi habitación para hacerse una idea aproximada de la evolución personal en cuanto a sagas de fantasía en los últimos años. Teniendo en cuenta, eso sí, que con últimos probablemente me refiera desde los doce o trece años aproximadamente hasta ahora.

La primera saga, o mejor dicho, el antecedente, la saga número cero, no es una saga de fantasía propiamente dicha, es más ciencia ficción juvenil con muchos extraterrestres y personajes simpáticos. Seguro que quien me conozca un poco al oírme mencionar libros con extraterrestres ya está pensando en Animorphs. Porque sí señores, es con toda probabilidad la única serie de libros que soy capaz de digerir que habla de una invasión extraterrestre en toda regla.

¿Habéis visto la película The Faculty? Mala, ¿verdad? Pues no creáis que los extraterrestres malignos de estos libros son muy diferentes. ¿Y qué es lo que hace que me guste, entonces? Probablemente que cuando leí estos libros era bastante pequeña, y por supuesto, había leído muchísimo menos que ahora. Me parecieron unos libros de aventura muy entretenido, y aunque los yeerks dan mucho repelús, los andalitas son su completo opuesto, llegando incluso a parecerme el mismísimo Elfangor uno de los personajes más atrayentes de la saga.

Como digo esta no es una saga de fantasía en sí y considerarla la primera en cierto modo sería erróneo. Es mi saga trampolín, sin ella probablemente habría tardado mucho más en empezar a leer fantasía. O no, quién sabe.

Llegado un punto, hubo a quien con 17 libros en mi haber parecían ya demasiados (de los 25 que había en España, menos de la mitad en realidad), por lo que tuve que escoger otro libro. Yo, atraída simplemente por el título, sin saberlo, escogí el primero de otra saga que bien podría considerarse de las largas: una heptalogía.

El libro en cuestión es Ala de dragón (cómo no), el primero de El ciclo de la puerta de la muerte. Podría decir muchas cosas buenas de esta saga y algunas malas. Empezaré por las malas: el libro me aburrió tanto que acabó más de un año en la estantería sin poder leerlo.

Pasado ese año le dio otra oportunidad, me pareció un comienzo interesante y no dejaba de preguntarme por qué no lo acabé. Hasta que llegué a la parte de la Tumpa-Chumpa de nuevo y entonces volvieron los recuerdos. Sí, la parte de los enanos y la Tumpa-Chumpa, por más imaginativo que fuera el mundo, era un rollazo. Con mucha fuerza de voluntad logré pasar esa parte, conociendo más a fondo a los dos personajes que serían protagonistas de esa saga y quedando completamente prendada de uno de ellos (del otro hasta el tercer libro nada, aunque acabó gustándome muchísimo más).

Debo decir, ahora sí en su favor, que jamás me encontré mundo más imaginativo y con mayor inventiva que ese. Que los apéndices son especialmente creativos y sus detalles maravillosos. Todos los pasajes lentos y aburridos bien pueden perdonársele a la saga gracias al mundo por el que se conducen. Lo que ya no me resulta tan fácil de perdonar es que después de años juntando los tomos tuviera un final tan insulso.

Al menos me dejó con ganas de más. Busqué otras sagas de fantasía para seguir con la aventura: probé con Dragonlance y La espada de Joram, de los mismos autores.

De la primera puedo decir que las aventuras eran entretenidas, al menos al principio. Con la excepción de Raistlin los personajes me aburrieron rápidamente, me leí las Crónicas y no pude pasar del primer libro de las Leyendas. Conservo, eso sí, Las crónicas de un Túnica Negra con mucho cariño, así como La leyenda de Huma, que si bien no es tal y como pensaba en un principio (el autor olvidó algunos detalles), es bastante entretenida de leer.

Sobre la otra saga del dúo Weiss y Hickman, debo decir que el primer libro me gustó bastante, de nuevo presentaban un mundo interesante, pero el segundo y el tercero, donde el desarrollo de la historia cobraba importancia, tan sólo me resultaron entretenidos. Lo que viene a ser plantear una historia y personajes más o menos interesantes, pero no saber conducirlos hacia un final digno. De hecho, del cuarto libro no pude pasar de las primeras páginas.

En resumen: creo que estas tres sagas, no tanto la de Joram, pueden ser buenas sagas para iniciarse en el mundo de la fantasía, pero que cuentan con muchos defectos que, para aquellos que lleven años y más años metidos en ese mundo de dragones, magos y serpientes, pueden resultar dando lugar a sagas de calidad mediocre o peor.

Llegados a este punto he de decir que he dejado dos sagas de lado que también comencé por esta época: Harry Potter y El señor de los anillos. En parte porque quería acabar de hablar de las sagas de Weiss y Hickman, en parte porque tardé varios años en leer todos los libros de estas sagas y no sabía muy bien dónde meterlos.

En esta ocasión, empezaré hablando de El señor de los anillos y del por qué de mi tardanza, ya que los libros estaban publicados desde antes que yo naciera, incluso.

El caso es que me regalaron La comunidad del anillo. Me lo leí en el acto, aborrecí a Bilbo y a Tom Bobadil tanto como se pueden aborrecer páginas y páginas donde Tolkien escribía sin parar y no ocurría prácticamente nada (ya se puede suponer que no soy una gran fan del maestro). Pero la segunda parte, con la reunión de la compañía, pintó mucho mejor, desde luego.

Sin embargo, sólo me habían regalado el primer tomo, así que cuando lo acabé no pude continuar (os recuerdo que yo era pequeña y mi potestad para decidir ir a la librería era mucho menor que la actual). Lo que sí hice fue ir a la biblioteca del pueblo, donde sólo tenían el gran libro de más de mil páginas que tenía los tres tomos en uno solo. Como no tenía otra cosa de la que tirar saqué ese libro. Pero era grande, gordo e incómodo, así que no lo cogía muy a menudo. Iba leyendo poco a poco, muy poco a poco, tan poco a poco que casi dio tiempo a que salieran las películas (de hecho, tuve que darme prisa para que no me pillara la segunda película). Pero al final lo leí entero, aunque no creo que repita.

Todo lo contrario a lo que me ocurre con Harry Potter, donde libro que salía, libro que devoraba. Pero vaya, esta es otra saga de la que podría hablar largo y tendido, una saga que supuso muchas primeras cosas para mí: por ejemplo, mi primer fanfic o mi primer blog.

He vivido mucho tiempo acompañada de las aventuras del niño mago, porque quizás no fuera la primera en leer estos libros, no sufrí la espera de los cuatro primeros libros, pero sí la del quinto (de lejos la mejor época de la saga), y la del sexto y después de la decepción que supusieron estos dos libros, también la del séptimo pero ya con menos entusiasmo. El justo para celebrar que al fin Harry Potter tendría un final.

Debo añadir que me considero una Ravenclaw de cabo a rabo y que eso es muy difícil que cambie algún día.

Soy consciente de que no es la mejor saga de fantasía que existe. Es más, yo misma veo más fallos que aciertos en la saga, el modo en que Rowling ha llevado a cabo los tres últimos libros no acaba de gustarme, pero esto no tiene por qué ser una opinión del tipo “el epílogo de Harry Potter no debería haber existido nunca”. Y diría más, pero tampoco es cuestión de dejar en el peor lugar posible a la saga.

Con esto se ha hecho un repaso a las primeras sagas de fantasía que cayeron en mis manos. Las siguientes son sagas que comencé después de estas dos, pero que a su vez acabé mucho antes que, al menos, Harry Potter.


Continuará...

14 comentarios:

Galtzagorri dijo...

Una entrada muy interesante, me he leído todos los que comentas (de Animorphs sólo uno, y lo recuerdo con mucho cariño, jóvenes que se convertian en animales! era mi sueño de pequeña xD). Soy una gran fan de la Dragonlance, en mi adolescencia me leí toooda la saga, creo que solo me faltan dos o tres libros sueltos. La leyendas son mis favoritas, y me las he releído varias veces, cómo no iban a gustarme, si los personajes principales eran Raistlin y Tas! Me parecen fabulosas en cuanto a la psicología y las relaciones. Forja de un Túnica Negra lo guardo como un tesoro, Raistlin es mi personaje favorito ;)
La Espada de Joram fue lo primero que leí de Weis y Hickman, y desde entonces me enamoré de estos autores. Me encantó la historia. Joram me caía muy bien, al igual que Simkin, que se convirtió en otro de mis personajes favoritos. No soportaba al cura ni al amigo de Joram :S El cuarto libro, todo el mundo dice que es malo, pero a mi me gustó, por el simple hecho de volver a ver a Simkin ^^
El Señor de los Anillos me lo empecé a leer cuando era pequeña, y, claro, no pude con él, pero después lo volví a intentar con más edad y me cautivó. Al principio le cuesta arrancar, pero hay que reconocer que es una obra maestra, y un prodigio de imaginación y creatividad.
Y Harry Potter... me resultó entretenido, sin más. Le tengo muchísimo carino al tercer libro, por ser el primero que leí (me lo regalaron), también es mi favorito de toda la saga, por ser en mi opinión el más oscuro, el que más miedo da, y también porque yo creo ver un mensaje ahí que me gusta ^^ Pero el resto de la saga, ni fu ni fa. Incluso me costó terminarme los últimos libros... aunque me encantó el giro que dieron con Snape, uno de los mejores personajes. Algún día a lo mejor me los vuelvo a releer, para recordar viejos tiempos ^^
Me ha gustado mucho tu entrada, sobretodo por dar a conocer estas sagas que a lo mejor no todo el mundo conoce, igual incluso alguien se anima a leerlos! :)
Besos de duende!

Samira dijo...

ffff muchas de las sagas que comentas ni las conozco ... cierto que el género de la fantasía ha tenido un auge considerable =) Me ha gustado mucho tu entrada, he podido conocer algunas sagas que para mí eran absolutamente desconocidas =)

Galtzagorri dijo...

Ah! Se me olvidaba: El ciclo de la puerta de la muerte (no te imaginas lo que me costó aprenderme el título al principio, cada día lo decía de una forma distinta xD). Lo leí también en mi época Weis-Hickman. Tiene libros buenísimos con los que te tronchas (por ejemplo, la Estrella de los elfos) y libros que son un real aburrimiento (vease El mar de fuego). Me costó terminarme el último libro dios y ayuda. Al final se hacen un poco pesaditos ¿no crees? Eso sí, los personajes, muy buenos, y la historia, muy desarrollada y original, como siempre. Me encantaban las referencias de Zifnab (o era Fizban? xD) a la cultura moderna.
Besos de duende!

May dijo...

Muy interesante. La verdad es que de todas las sagas de las que has hablado tan sólo conocía 3: Dragonlance, El señor de los anillos (obvio xD aunque también aborrezco el estilo de Tolkien) y Harry Potter (la primera que terminé).

Un besazo, seguiré leyendo las otras partes del artículo >.<

Liz dijo...

Interesantisimo! estas sagas son maravillosas!

Dácil dijo...

No he leído ni una! Algunas porque no me interesan como la de HP y otras porque ni las conocía xD

Con el género voy poco a poco y solo leeré lo que me recomienden muchísimo porque no quiero estrellarme.

Un beso y gracias por el post.

mientrasleo dijo...

Hay tantas que yo me he prometido no empezar más mientras no termine las que llevo.
Un saludo

Sarah Degel dijo...

Justamente en mi blog, hace poco hice una entrada para la saga de Animorphs, de los cuales tengo muchos libros menos que tú y siempre me quedé con las ganas de conseguirlos (de hecho hago una llamada desde la entreda a alguien que los tenga y me los quiera regalar o vender a buen precio XD) Me ha hecho mucha ilusión de todas formas que los nombres en la entrada, pues hay mucha gente que no los conoce.
REspecto a Harry Potter, soy enamorada de los libros, leí todos y espero poder comprármelos algún día. Saludos

Déborah F. Muñoz dijo...

no conocía la de Animorphs, el resto me gustan

Talisman Dreams dijo...

Yo me estoy aficionando a este género desde hace poquito, así que no conozco muchos d los que comentas.

Con Tolkien me pasó como a ti, tal vez por la misma razón, la edad. Pero por ahora no tengo intención de intentar leerlos.

Y Potter es uno de mis pendientes, no me llama mucho, pero seguro que los leeré algún día.

Un besito!

rethis dijo...

A Galtzagorri: Buah, pues a mí El Mar de Fuego fue de mis favoritos, mientras que La estrella de los elfos... bueh. Coincido en que el último era un poco aburrido.
¡Simkim! No me acuerdo de casi nada de esa saga. Cuanto tiempo sin leer su nombre.
De HP mi favorito también es el tercero :D Snape mola mil.
Animorphs es genialoso :)

A Sarah: Como mola que conozcas bien la saga :D, a ver si puedo ponerme en contacto contigo y te paso varios links :D A mí siempre me hace ilusión encontrarme con un fan, es... encantador :P

A los demás: En general llevais razón, HP no es ninguna maravilla pero oye, está bastante bien, tampoco le quito méritos. Y... ¡¡animaos a leer fantasía!!

Espero que las próximas entradas también os gusten y reconozcais las sagas que menciono (o sino, que os animeis a leer alguna, al menos :D).

Gracias por leer.

Mr. Sandman dijo...

lA VERDAD MUY INTERESANTE POST, PERO COINCIDO EN QUE MUCHAS DE LAS QUE NOMBRAS NI LAS CONOCÍA PERO GRACIAS POR ILUMINARNOS EN ESTOS CONOCIMIENTOS, MUCHAS GRACIAS.

Espe dijo...

Una entrada muy interesante.
Solo conocía los de Tolkien y los de Harry potter.
Harry potter es una de mis sagas favoritas y a mi me paso al revés que a ti, me encantan los tres últimos libros!! Y también me considero Ravenclaw jeje

Besos

sil dijo...

Un artículo genial. La verdad es que no conocía la mayoría de los libros que mencionabas, pero yo podría también ponerme a hablar de mis primeros libros y habría gente que tampoco los conocería.
Yo también me leí el señor de los anillos muy pequeña (11 años) y no me enteré de nada. Aún no los he releído así que no puedo decir nada de ellos.
Harry Potter decae en los tres últimos, totalmente de acuerdo, además de que las esperas se me hacían demasiado largas.
Besos