sábado, 12 de mayo de 2012

Reseña El Cuaderno Chino

DATOS

Título: El Cuaderno Chino.
Título Original: El Cuaderno Chino (2012).
Saga: No.
Autor: José Luis Villalba.
Editorial: Nemira.
Precio: 9,95 €.
Género: Realista.
Núm. Páginas: 188.
Continuación: No.





SINOPSIS
Privado temporalmente de obligaciones y con dinero de sobra en los bolsillos, Alex decide lanzarse a un viaje por Europa con el pretexto de reunirse con dos viejos amigos. Su travesía le llevará por las ciudades de Toulouse, Paris, Brujas y Ámsterdam, entre otras, acompañado siempre por un pequeño cuaderno en el que va registrando sus impresiones. Por contraposición a la belleza y cultura que estos lugares pueden ofrecerle, descubre huellas de la degradación y decadencia más extremas, pero también conoce a personajes singulares que irradian afecto y humanidad. En su accidentado periplo junto a sus compañeros de viaje, no faltarán escenas cargadas de un humor en ocasiones desencantado y cínico, en otras más abierto y desenfadado, todo ello aderezado con atropelladas correrías nocturnas, místicos encuentros con la naturaleza, abundantes jarras de cerveza, algunos gramos de la mejor hierba holandesa, y una buena dosis de amistad.



RESEÑA
El libro está narrado en primera persona del pasado, exceptuando algunos puntos en que se nos habla en presente. Todo desde el punto de vista de Alex, el protagonista.

El título El Cuaderno Chino se debe a que Alex, al comienzo de su viaje, encuentra en una tienda un cuaderno de notas que le atrae sin remedio, y decide comprarlo para apuntar todo lo que le suceda en su recorrido.

En ese primer momento en que tuve el cuaderno en mis manos y tanteé su textura suave, decidí tomar algunas notas de mi viaje, aunque secretamente es posible que lo hubiese decidido con anteroridad.


La portada debo decir que me gusta, me resulta muy cálida y bonita.

La novela está estructurada de una forma muy peculiar. Por un lado encontramos un prólogo, cinco partes y un epílogo. Dentro de las partes la división en días -por ejemplo: Día VI, Día VII-, y dentro de los días por números.
La edición es muy sencilla, incluso el tamaño del libro es menor al habitual, siendo similar a un libro de bolsillo.

La historia nos sitúa en la actualidad donde el protagonista aprovechará el tiempo que tiene antes de volver a trabajar para realizar un viaje y reencontrarse con viejos amigos. Junto a él visitaremos diferentes ciudades, ya que viajará desde Málaga hasta Amsterdam; pasando por Barcelona, Toulousse, París, Brujas, Gante, Brega y Amberes.

Me entraron ganas de machacarlo a puñetazos. Si yo lo propongo no vale, pero si lo propone un pakistaní desconocido con cara de pocos amigos y del cual ni siquiera te fías, entonces sí... manda huevos.


Nos encontramos ante un libro que no nos narra una aventura, sino una experiencia personal. Seremos testigos de cómo pasa el tiempo, y lo importante que es apreciar los buenos momentos con los amigos y la gente que quieres. Es una vivencia entre colegas que reflexionan, salen por la noche a pubs y viajan a ver lugares que se encuentran lejos de su hogar, así pues conoceremos la parte más íntima -e incluso oscura- de algunas ciudades como Amsterdam.
Esto tiene su parte buena y su parte mala, por un lado es interesante ver estos lugares desde un punto de vista "real", es decir que lo importante es las sensaciones que producen al adentrarse en ellos; pero por otro lado le falta un algo a la historia, un argumento, saber que se nos dijere a un punto en concreto y que nos enganche.
La forma en que José Luis Villalba escribe es muy natural, hace que te sientas como si un amigo te estuviera contando sus propias "vacaciones". También habría que destacar que se nos hablará de diversos temas, como la literatura, el arte, la música o el cine.
Lo malo es que debido a lo que he comentado antes, a falta de un argumento más sólido, el ritmo disminuye en ocasiones.

La cerveza era sólo la excusa para dejar que el tiempo corriese a su ritmo, para disfrutar del crepúsculo parisino con calma, sin pensar en el pasado, sólo permanecer allí y descansar de la caminata; sólo estar, limitarse a observar el entorno, acercarse en definitiva al estado meditativo de los maestros Zen y convertirse en el espectador absoluto. Al mismo tiempo éramos conscientes de dónde nos encontrábamos y aunque estuviésemos perdiendo el tiempo, disfrutábamos de cada segundo perdido.


La historia nos cuenta cómo Alex viaja por Europa visitando a viejos conocidos, descubrirá y se fijará en sus amigos, la forma que tienen de actuar, sus deseos e inquietudes. A su vez visitaremos diferentes ciudades viendo la parte bella, pero también la más innoble de estos lugares. Una experiencia que Alex no olvidará gracias a los apuntes en su cuaderno chino.

En cuanto a los personajes encontramos a Alex, el cual nos contará su vivencia, y del que descubriremos poco a poco cosas de su persona. Respeta a sus amigos e intenta dar su apoyo y opinión. Suele tener tranquilo, pero si hace falta hace saber su postura de manera clara.
En Toulousse conoceremos a Jacobo, un hombre grande que le gusta vivir junto a la naturaleza, bastante vago y dejado; quiere vivir apartado como un artista. Junto a Jacobo está Camille su ex pareja, una persona que a la que le gusta tener todo organizado, que alza mucho la voz y es un tanto absorbente.
Más tarde, en París veremos a Aline y Mario. Ella es una chica alegre, habladora y joven. Mario tiene poca paciencia y lo demostrará durante el viaje.
Estos son algunos de los personajes que podemos encontrar, pero leeremos sobre otros que aparecerán en la lectura.

Tenía que confiar ciegamente en su conducción, cosa que me costaba bastante trabajo porque él seguía colocado con el porro, y a veces yo notaba que se olvidaba por completo de mis rodillas. Pasaba demasiado cerca de los obstáculos.
- ¡¡Mario!! -gritaba yo desde atrás- ¡¡Recuerda que llevas una carga muy valiosa aquí detrás!!
- ¡Sí, ¿eh?! ¡Ja, ja! ¡Mercancía muy preciada! ¡Tenemos a todo un artista ahí detrás, ¿eh? ¡¡Ja, ja, ja!!
- ¡¡No, cabrón!! ¡¡Lo que llevas detrás es una puta persona, simplemente!!
Mario continuó como si nada. Se estaba vengando.


El final, como es de suponer, acaba al terminar el viaje, pero da una sensación de vacio. No es que sea malo, pero esperaba algo más.

En resumen: El Cuaderno Chino es un libro entretenido con una prosa fluida y natural que nos hará sentir como si un amigo nos contara su propia experiencia. Una historia que resulta interesante ya que se nos hablará de arte, literatura, cine, música, y reflexionaremos junto al protagonista. Pero en ocasiones hace que nos encontremos con un ritmo con altibajos. Y un final un tanto desconcertante, dando la sensación de que le falta un argumento más desarrollado.



PERSONALMENTE



*Agradecimientos al autor por el ejemplar.

8 comentarios:

Talisman Dreams dijo...

Puede ser interesante para variar las lecturas... aunque hay algo que no me termina de convencer, no sé :$

¡Gracias por la reseña guapa! Un besote y disfruta del finde!!

Astarielle dijo...

Gracias x la reseña mi niñaa, k gran trabajo haces^^

LAKY dijo...

Yo lo tengo pendiente. La portada me encanta y el libro tiene muy buena pinta, a ver cuándo puedo ponerme con él.
Besos

Margari dijo...

Muy buena reseña. Si ya este libro me apetecía antes, ahora es que estoy segura que lo tengo que leer.
Besotes!!!

Eterna Lolita dijo...

Me encantan las novelas de viajes y tal jeje Puede que le de una oportunidad si tengo ocasión. Un besito!

Elisabet dijo...

Holaa^^
Aishh, no me termina de llamar este :P
Besitoss :D!

Lesincele dijo...

Parece interesante pero no estoy del todo convencida.
Un beso!

Tatty dijo...

No sé si me acaba de convencer, me interesa la parte de las ciudades pero por otra parte si dices que no tiene un argumento sólido igual no me gusta demasiado, lo dejaré con un interrogante
besos