martes, 5 de febrero de 2013

Reseña Diez Cosas que Hicimos (y que Probablemente no Deberíamos haber Hecho)

DATOS
Título: Diez Cosas que Hicimos (y que Probablemente No Deberíamos haber Hecho)
Título Original: Ten Things We Did (and Probably Shouldn't Have) (2011).
Saga: No.
Autor: Sarah Mlynowski.
Editorial: Alfaguara.
Precio: 14,50 €.
Género: Juvenil/Realista.
Núm. Páginas: 401.
Continuación: No.




SINOPSIS
Si tuviese la oportunidad, ¿qué chica de dieciséis años no se mudaría con su mejor amiga para vivir lejos de sus padres? Eso mismo pensó April aunque para conseguirlo tuviese que contar una pequeña mentira. Pero ella y su compañera de piso, Vi, se creen totalmente responsables y capaces de cuidar de ellas mismas.

April, una chica que no dispone de demasiada libertad se encuentra, de repente, con toda la del mundo, y aprovecha para hacer realidad algunos de sus deseos... solo que muchas veces hay que tener cuidado con lo que se desea...

2 chicas + 3 chicos + 1 casa - padres= 10 cosas que April y sus amigas hicieron (y que probablemente no deberían haber hecho)



RESEÑA
Esta novela es la segunda que leo de Sarah Mlynowski y tengo que reconocer que dentro de las novelas juveniles, realistas y con toques de humor es la autora que más me gusta. Me gustaría probar a leer sus libros de romántica adulta.

Está narrado en primera persona del pasado, por April. Pero tiene una línea argumental que se va moviendo en el tiempo, por lo que nos lleva a distintos puntos de la vida de la protagonista mediante sus recuerdos y explicaciones.

El título Diez Cosas que Hicimos (y que Probablemente no Deberíamos haber Hecho) creo que es uno de los elementos más llamativos de la novela nada más verla. Estas diez cosas, a su vez son los nombres de los capítulos que encontraremos en su interior. Exceptuando dos, que harán la función de prólogo y epílogo.

Personalmente me gusta más la portada original. Aunque esta no me parece fea, simplemente es un poco sosa y no nos aporta nada sobre el argumento.

Toda la historia transcurre en Westport (Connecticut) y principalmente en la casa de Vi, en Saugatuck Island, y en el instituto Hillsdale, entre los meses de diciembre y marzo. Se nombrarán otros lugares como Palm Beach, Cleveland, o incluso París.

Sarah Mlynowski consigue que te quedes pegado a las páginas de sus libros. Tal vez no escriba obras maestras, pero consigue atraparte casi desde el primer momento. Gracias a los cortos apartados que podemos encontrar dentro de cada capítulo y la gran cantidad de diálogos, se convierte en una lectura muy ligera, amena y divertida.
Diez Cosas que Hicimos (y que Probablemente no Deberíamos haber Hecho) transmite una oleada de frescura y de buen rollo, que te hace sonreír en cada instante.
Además, habla de temas que están presentes en el día a día de muchos jóvenes: las fiestas, el sexo -se habla de la primer vez, de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), etc-, la responsabilidad que se tiene al emanciparse, las relaciones de pareja -infidelidad, confianza, miedos...-, las relaciones de familia -la libertad dentro de ésta, la añoranza...-, la sensación de abandono, etc.
Así como una reflexión que me ha gustado mucho: "Decidí que tienes que perdonar siempre que puedas, seguir adelante cuando no puedas, y amar a tu familia y amigos por ser quienes son, en vez de castigarlos por ser quienes no son". ¡Bien dicho!
También debo decir que el final me ha sorprendido, ya que no ha sido como me esperaba; bueno, en una parte.
Aunque claro, también me ha desconcertado ver algunas situaciones en las que April a sus 16 años -casi 17- no tiene ni idea de cocinar nada, ni hacer las labores de la casa, ni sabe que hay que pagar la luz y el agua... -esto último espero que la protagonista lo dijera de manera irónica-.

LA MAÑANA DESPUÉS.
Me desperté de golpe. Una sirena de policía.
¿La policía estaba en la puerta de mi casa? seguro que dispuesta a arrestarme por organizar fiestas para menores, exceso de besuqueo y jacuzzi abarrotado.
Un momento.
Cerebro en posición de encendido. No, no se trataba de la poli. Lo que sonaba era mi móvil: el tono de llamada de mi padre.
Lo que era peor todavía.
Rebusqué en el futón en busca del teléfono. Allí no estaba. En cambio, noté un pierna. Una pierna de chico. Una pierna de chico encima de mi tobillo. Una pierna de chico... que no era la de mi novio.
Madre mía. Madre mía. Pero ?qué he hecho?


Diez Cosas que Hicimos (y que Probablemente no Deberíamos haber Hecho) cuenta como unos años tras el divorcio de sus padres, en el que April decidió quedarse con su padre en Westport (Connecticut), en lugar de ir a París con su madre; ahora se encuentra en una situación similar: su padre quiere mudarse a Cleveland. April hará todo lo posible por quedarse en Westport, porque allí está toda su vida. Por ello acaba viviendo con su amiga Vi, pero... ¿Serán capaces de ser responsables o se arrepentirán de lo que van a hacer?

Nos encontramos ante unos personajes sencillos y creíbles.
April es una chica que ha pasado por momentos duros, y ahora que todo vuelve a la normalidad no quiere tener que empezar de cero. Además, tiene la oportunidad de vivir con una de sus mejores amigas y aprender lo que es la libertad. Es alegre, confiada y sincera. Está muy enamorada de su novio Noah, aunque en ocasiones es difícil entenderlo.
Vi es una de las amigas de April y la que hospedará a April en su casa. Es un año más mayor que ella y es muy segura de sí misma, un poco mandona y le gusta tener las cosas organizadas. Junto a ella veremos Dean y Hudson dos hermanos que prometen sacarnos una sonrisa en la cara con sus apariciones y el gran misterio de Hudson ¿En qué trabaja?
También tenemos a Marissa, otra amiga de April, responsable y dulce. Además, aparecerá el padre de April -Jake- y su nueva esposa Penny. Y aunque no estén físicamente, sabremos mediante e-mails y llamadas telefónicas de Suzanne -la madre de Vi- y la madre de April, respectivamente.

En conclusión, Diez Cosas que Hicimos (y que Probablemente no Deberíamos haber Hecho) es una novela adictiva y muy divertida. En la que se habla de manera ingeniosa temas muy presentes en el día a día de muchos jóvenes -las fiestas, el sexo, la emancipación...-. Personajes sencillos pero que cumplen perfectamente su papel. Diálogos ligeros y un gran movimiento en las escenas. Sin duda, una lectura más que recomendable.


*NOTA: Quien quiera saber las diez cosas que hicieron (y que probablemente no deberían haber hecho), click en el apartado CitasAQUÍ.
Dentro de Sarah Mlynowski. El primer fragmento.



PERSONALMENTE



12 comentarios:

Espe dijo...

Parece un libro entretenido. Lo tendré en cuenta para futuras lecturas.
Un beso

Riley Sullivan dijo...

Me llama mucho, pero he visto malas reseñas. Aunque la tuya me ha vuelto a animar a leerlo.
Un beso :)

Light dijo...

Pues no me llamaba demasiado pero, quizás, le dé una oportunidad. Me gusta que sea adictivo y divertido ^^
Besos :)

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!

La verdad es que no me llama mucho :( lo dejo pasar ^^

Un besote!

Aglaia Callia dijo...

Por lo que cuentas, creo que podría gustarme, lo anoto, muchas gracias por la recomendación.

Besos.

ALetrasYEspada dijo...

Sí que parece entretenido, quizás me proponga leerlo =)
¡Gracias, un saludo!

Miriam dijo...

Yo lo leí en verano y me pareció entretenido, pero sin más... nada del otro mundo. También es que esperaba mucho más, sé que hacen cosas que no se nos ocurriría hacer en general, pero aún así me pareció un poco light...
Un beso!

iPensamientos de Patri dijo...

Lo tengo pendiente en mi estantería, espero que pronto caiga en mis manos.

BESOTES

wendy dijo...

Ya sabes que a mi me encantó jijiji
Por cierto, ahora que he visto la portada original... si pudiera hacer una sobrecubierta la haría de este también *o*

Gracias por la reseña guapiiiiiiiiiiii jiji

Muaksssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Lydia f-sueños dijo...

Tengo muchísimas ganas de leer este libro *-*

Un besazo y gracias por la reseña!

Dany nphenix dijo...

Se ve interesante, es una novela que me gustaría leer.
Besos.

Shorby dijo...

Fichadísimo lo tengo =)
Creo que es perfecto para veranito...

Besotes