domingo, 19 de mayo de 2013

Reseña El Libro de los Portales

DATOS

Título: El Libro de los Portales.
Título Original: El Libro de los Portales (2013).
Saga: No.
Autor: Laura Gallego.
Editorial: Minotauro.
Precio: 14,95 €.
Género: Fantasía.
Núm. Páginas: 496.
Continuación: No.





SINOPSIS
No existen fronteras para aquellos que se atreven a mirar más allá.

Los pintores de la Academia de los Portales son los únicos que saben cómo dibujar los extraordinarios portales de viaje que constituyen la red de comunicación y transporte más importante de Darusia. Sus rígidas normas y su exhaustiva formación garantizan una impecable profesionalidad y perfección técnica en todos sus trabajos.

Cuando Tabit, estudiante de último año en la Academia, recibe el encargo de pintar un portal para un humilde campesino, no imagina que está a punto de verse involucrado en una trama de intrigas y secretos que podría sacudir los mismos cimientos de la institución.



RESEÑA
El libro de los Portales es una novela que tenía ganas de leer, por la autora y por su género de fantasía, muy aproximado a la fantasía tradicional. Y sí, me ha gustado mucho hasta llegar a las últimas 100 páginas donde me ha decepcionado un poco. Más adelante explicaré por qué (no haré spoilers).

Lo primero de todo creo que debería ser situar un poco dónde transcurre la acción. Nos encontramos en Darusia, aunque no es único país del que escucharemos hablar, también se nos comentará muy por encima otros como, Rutvia, Scarvia o Singalia. Pero nosotros nos centraremos en Darusia. La capital de este país es Maradia, donde se encuentra la Academia de los Portales -que a continuación os explicaré por encima a qué se dedican-, pero también viajaremos por otras regiones: Uskia, Esmira, Rodia, Vanicia, Serena o Belesia, por ejemplo. En resumen, la historia abarca un amplio territorio bien construido.
Ahora, hablemos de la Academia de los Portales, ¿qué es lo que hacen? Pues sencillo, se dedican a pintar portales con bodarita roja -un mineral imprescindible- para viajar de un lugar a otro de forma instantánea. Por supuesto, como se indica, también sirve de escuela para futuros maeses que se dedicarán a ello. Éstos son respetados por todos, y tienen un control considerable dentro del país. Tienen unas normas claras y que siguen a raja tabla, ya que el incumplirlas suele tener un castigo bastante perturbador. Y poco más voy a contaros al respecto; para saber más detalles los encontraréis en el libro.

—No, no es eso —trató de explicarse, cada vez más desesperado—. Mira, no tengo ni idea de por qué han cancelado vuestro portal, ni de si retomarán el proyecto en el futuro o lo han desestimado definitivamente. Sí sé que los portales son un poco más caros cada año. Eso no es nada nuevo, lo sabe todo el mundo. Quizá os devuelven el dinero porque lo que pactasteis en su momento ya no se ajusta al precio de dentro de cinco o seis años, o quizá lo hacen porque no tienen intención de pintar vuestro portal jamás. ¿Yo qué sé? Solo soy un simple estudiante; me dijeron que tenía que venir aquí a hacer un portal, y luego cambiaron de idea y me ordenaron que abandonara el proyecto y me dedicara a otras cosas. Y lo único que puedo hacer es regresar para devolverte tu fianza y pedirte disculpas por algo que, en realidad, no es culpa mía. Y ahora, ¿quieres hacer el favor de dejar en el suelo ese maldito trasto? —gritó, precipitadamente y con voz aguda, al ver que Yunek se levantaba de su asiento.
—Hijo, deja la segadera en su sitio —intervino Bekia con firmeza—. Ya le has sacado bastante brillo.


La sinopsis no deja muy claro de que va la novela. Pues bien, simplificando mucho la trama encontraremos varios hilos argumentales guiados por diversos personajes y contados a través de un narrador omnisciente. Tendremos el secreto de la bodarita azul, junto al agotamiento de las minas de bodarita; la desaparición de maese Belban y el asesinato que hubo en la academia hace veintitrés años; el robo del portal de Serena, los contrabandistas y el misterio del Invisible.

En cuanto a los personajes encontramos muchos y muy variados. Desde estudiantes bien acomodados, como mineros que no tienen a dónde ir.
Primero os hablaré de Tabit, que es el personaje que hace que todos se junten. Sin duda es un protagonista diferente; aplicado, sincero, respetuoso y sensato. Con una visión objetiva ante todos los problemas y capaz de plantear numerosas teorías y posibilidades antes de tomar una decisión. Procede de Vanicia, es un estudiante becado, y el mejor de la Academia de los Portales.
Luego está Caliandra -Cali-, otra de las mejores estudiantes, pero mucho más descuidada y extrovertida. Se guía siempre por la intuición, y procede de una familia adinerada de Esmira.
Yunek es un campesino de Uskia, que hará todo lo posible para que los maeses pinten su portal. Es terco, decidido e impulsivo.
Tash es un personaje curioso. Proviene de las minas que hay al sur de Uskia, y es inevitable tomarle cariño a pesar de su escasa educación y constantes arrebatos de ira, ya que no soporta a los granates -maeses-.
Rodak es el guardián del portal del gremio de Pescadores y Pescaderos de Serena. Un joven tranquilo, silencioso y pacífico que investigará sobre el portal desaparecido.

—¿Quieres decir que piensas que se ha marchado… de la Academia?
—Hace días que ni siquiera te contesta cuando llamas a la puerta, ¿no? ¿Y si resulta que se fue hace tiempo y, como no sale nunca, nadie se ha dado cuenta? O tal vez se haya muerto —añadió de repente, con morbosa fruición—, y su cadáver lleva días ahí tirado…
—¿Y por qué iba a hacer eso precisamente ahora? —se apresuró a interrumpirla Cali.
—Porque es lo que hacen todos los vejestorios como él: morirse.
—Me refiero a abandonar la Academia, Tash.


Y ahora que ya tenéis una idea, más o menos clara, del libro. Vamos al meollo de la cuestión.
Tanto el argumento como el estilo de la autora me han encantado. Es decir, la historia prometía mucho, así que la voy a dividir en tres partes para poder explicar mejor por qué me ha decepcionado en algunos aspectos:
La primera parte serían las primeras 400 páginas -ya digo que es un número aproximado-, con las que iba a convertirse en una de mis mejores lecturas hasta el momento este año: Historia interesante con muchas ramificaciones y bien estructurada; además de no resultar predecible y conseguir mantener el misterio hasta el final; buenos personajes, muy dispares entre ellos y coherentes en sus actos; un mundo verosimil a pesar de su toque fantástico, con un ritmo ligero y absorbente; abundantes detalles tanto tradicionales, estamentales, geográficos, etc. Como podéis ver, me encontraba bastante emocionada durante la lectura.
Pero llegamos al primer bloque de las últimas 100 páginas, y es dónde la cosa se estropea. Nos encontramos con 50 páginas que en mi opinión, y ya digo que esto es algo personal, innecesarias. Todo se vuelve surrealista y un tanto absurdo. Hasta el momento todo era bastante creíble, pero al intentar ir más allá es cuando creo que todo se viene abajo. Además de ver el momento de confidencias, en el que de golpe los personajes se cuentan su pasado así, sin más, perdiendo toda la emoción acumulada a lo largo de las páginas, en lugar de descubrirlo poco a poco, lo que creo que habría sido más interesante. Y por último, en estas mismas confidencias, estalla el amor, un tanto forzado y no muy lógico, dando la sensación de que ha de haber una parte romántica sí o sí, cosa que creo que no hacía falta -hablo sólo de esta pareja en concreto-.
Bueno, aún queda el segundo bloque de estas 100 páginas -las últimas 50-, en la que la trama remonta y mejora, e intenta llegar a lo que era al principio. Sin embargo, no lo consigue. Sí es verdad que queda todo perfectamente explicado e hilado, pero aún quedan signos de lo acontecido anteriormente y que no terminó de convencerme. Así como que al final transcurran cinco años después de la historia y todo, en general, sea tan... alegre, por decirlo de alguna manera.
Por supuesto, hay que destacar los abundantes temas que se tratan, en mayor o menor medida: las rivalidades políticas; el contrabando; la corrupción; también un tema muy interesante, que no puedo nombrar para no hacer sploiler, pero que sin duda sigue vigente en la actualidad y lo seguirá estando, ya que es algo que la ciencia lleva deseando descubrir desde hace tiempo; la intuición frente a la reflexión; la ciencia y el arte...

—Ya lo has visto —respondió Cali—. He salido por donde entré, ¿verdad?
—Eso me ha parecido.
—Lo voy a probar otra vez… solo para estar seguros.
—¡No! —la detuvo él—. Ni se te ocurra. Con estas cosas no se juega, ¿sabes? Si no tienes ni idea de a dónde conduce un portal, no hay que cruzarlo nunca, ya lo sabes. Podría no estar bien enlazado… Y no sabemos cómo se comportan estos portales azules. Quién sabe si maese Belban no se cansó de hacer cálculos y decidió hacer experimentos por su cuenta… y se perdió en algún lugar entre portales.
—¿Existen esos sitios? Pensaba que eran cuentos para asustar a los nuevos.
—Parece ser que ha habido gente, a lo largo de la historia, que ha atravesado portales mal enlazados y no ha aparecido nunca más. O ha aparecido… a trozos —se estremeció.
—¿Cómo que a trozos? —se extrañó ella—. ¿Como, por ejemplo, el torso en Belesia, las piernas en Uskia y la cabeza en Rodia, o algo así?
—O algo así —asintió él.
—No me lo creo.
—Bueno, puede que eso sí sea una especie de leyenda sin fundamento, pero es cierto que ha habido maeses que se han perdido entre portales y nunca más se ha sabido de ellos.


La edición está muy cuidada, podemos encontrar detalles en el inicio del prólogo y en el de cada uno de los 14 capítulos: el dibujo de un portal, el título y un epígrafe. La portada es muy representativa, podemos ver a un maese con la estética reglamentaria terminando un portal; así como el título El Libro de los Portales, que tiene su por qué y no lo descubriréis hasta el final.

En definitiva, El Libro de los Portales es una novela que comienza de manera admirable; con una historia interesante con muchas ramificaciones y bien estructurada; además de no resultar predecible y conseguir mantener el misterio hasta el final; buenos personajes, muy dispares entre ellos y coherentes en sus actos; un mundo verosímil con abundantes detalles a pesar de su toque fantástico, y con un ritmo ligero y absorbente. Pero al llegar al final acaba derrumbándose parte de esta genialidad; habiendo situaciones innecesarias y perdiendo la emoción en algunos aspectos.

<<CUANDO EL PORTAL SE ACTIVA, ES QUE LAS COORDENADAS NO SON INCORRECTAS.>>
-Aforismo de los pintores de portales-


BOOK-TRAILER





PERSONALMENTE



*Agradecimientos a la editorial por el ejemplar.

13 comentarios:

Babel dijo...

Es una pena que decaiga tanto hacia el final cuando debería haber dado el golpe de gracia, pero bueno, me sigue interesando leer sobre esos portales mágicos ;o)
Muchas gracias por la reseña tan detallada.
Besotes fantásticos.

Victoria dijo...

Bueno aunque decaiga un poco me gustaría leerlo para ver que tal.Es una pena cuando los libros tienen finales flojos...
¡Un beso!

MyuMyu dijo...

Es la primera reseña que veo de este libro y no es tan buena como me esperaba. Es una pena que decaiga así, pero bueno :D
¡Besos!

Yahira potterica dijo...

suena bien.

Laura dijo...

No me acaba de llamar :)

Rey Pescador dijo...

Suena todo (incluido eso de meter el amor con calzador al final) muy a las últimas cosas que he leído de esta autora. Me gusta tu reseña, porque mencionas detalles como estos que en otras no había leído, y así ahora ya tengo más o menos claro a qué me voy a enfrentar cuando me ponga con ella.

Atrapada dijo...

Hola! pese al boom que hay con este libro por la blogosfera, lo cierto es que no me llama lo suficiente como para leerlo! no se yo...

Besos =)

Shiane dijo...

La verdad es que me apetece mucho leerlo, sobre todo por la autora. Es una pena que al final decaiga un poco, pero creo que igual merece una oportunidad :)

Gran reseña. Besos.

Torii dijo...

El libro no termina de llamarme.
Que mal que decaiga el ritmo y no logre retomarlo, algún día lo leeré pero sin tantas expectativas para que no me defraude n.n

Saludos :)

Cris Viviendo entre Páginas dijo...

Laura es de mis escritoras favoritas y tengo miedo de leer este libro porque he leído críticas muy diversas y no quiero que me decepcione, aunque los libros de Laura nunca me suelen decepcionar :)

Un besito♥

Rocío González dijo...

Ya os he afiliado yo también. Sois los primeros, estoy muy emocionada ^^
http://aventurasdetinta.blogspot.com.es/p/afiliados_20.html
Os he mandado un correo con una duda que tengo.

Margari dijo...

Una pena que no termine de rematar bien este libro, porque por su argumento promete bastante. Pero terminaré leyendo este libro, que tengo curiosidad, pero iré con menos expectativas.
Besotes!!!

Miriam dijo...

Yo acabo de terminarlo y pienso lo mismo que tú, salvo que el epílogo sí me ha gustado (con todo lo que sufren los personajes, merecían un final así!). Pero es verdad que se le va la pinza en esas páginas, a mí tampoco me ha gustado. POSIBLE SPOILER: Tal y como yo lo entiendo, con la bodarita roja viajas en el espacio, con la azul en el tiempo, y con la morada en ambos. Pero entonces la mezcla violeta debería llevarte a cualquier sitio y momento de la historia de Darusia, no a otro planeta/dimensión/lo que sea!! Y por tanto, un error en las mediciones debería llevarte a otra fecha o lugar, pero dentro de Darusia! Yo pensaba que Laura iba a explicarlo en plan "mis mediciones han sido malas y he retrocedido casi hasta la formación de nuestro planeta, por eso el aire apenas es respirable, hay esos fogonazos de luz y criaturas que a día de hoy no existen"... pero no. FIN SPOILER)
Quitando eso todo lo demás está muy bien, sobre todo el mundo de los portales (porque los personajes tampoco me han despertado muchas cosas...).
Un besito!