miércoles, 22 de mayo de 2013

Reseña La Ciudad y las Estrellas

DATOS

Título: La Ciudad y las Estrellas.
Título Original: The City and the Stars (1956).
Saga: No.
Autor: Arthur C. Clarke.
Editorial: Alamut.
Precio: 19,95 €.
Género: Ciencia Ficción/Fantasía.
Núm. Páginas: 240.
Continuación: No.





SINOPSIS
En un remoto futuro, la ciudad de Diaspar acoge a los últimos restos de la humanidad sobre la Tierra. Perseguidos hasta su planeta natal por los misteriosos Invasores que conquistaron el universo, los humanos abandonaron su Imperio Galáctico. Desde entonces, y durante millones de años, Diaspar ha mantenido a sus habitantes sumidos en el grato estupor de una sociedad perfecta.

Gracias a sus poderosos circuitos de eternidad, la ciudad conserva para siempre todos sus elementos, incluyendo a sus ciudadanos, que emergen completamente adultos de la Sala de Creación, viven vidas plenas que duran siglos, y por fin vuelven a los Bancos de Memoria a esperar su resurrección al cabo de miles de años.

Pero muy rara vez, en Diaspar nace un ciudadano único, cuya información no consta previamente en la memoria de la ciudad. Nadie sabe por qué aparecen, ni cuál es su función en el sofisticado mecanismo de Diaspar.

Alvin es uno de estos únicos, y como tal carece de vidas anteriores a las que remitirse. Por eso no le resulta difícil cuestionar la organización social aparentemente perfecta de Diaspar, y especialmente la limitación psicológica que hace que sus habitantes sean incapaces de salir de ella.

A pesar de las comodidades que le rodean, Alvin está insatisfecho. Pero pronto encuentra su objetivo: abandonar Diaspar, averiguar si el exterior es tan hostil como dicen, y descubrir si realmente son los últimos humanos sobre la Tierra.



RESEÑA
No he leído Cita con Rama, de la que todo el mundo me dice que es muy técnica y que este autor escribe ciencia ficción de verdad, de la dura, de la que tiene una base científica firme y pormenorizada.

He leído tres libros de Clarke en total, contando este, y ninguno me ha parecido una amalgama de tecnicismos científicos ininteligibles, y de todos ellos, éste, el que menos. De hecho me ha recordado más al tipo de ciencia ficción que suelo encontrar en los libros de Ursula K. Le Guin; es decir, un libro bien escrito, con una historia en constante movimiento y que desborda imaginación por todos lados, convirtiendo una novela de ciencia ficción en fantasía futurista, que en el fondo, es lo que me pega más para este libro.

Leyendo la sinopsis ya nos podemos hacer una idea muy aproximada del tipo de historia que nos podemos encontrar en el libro; es, de hecho, una de las mejores sinopsis que he leído y no me voy a molestar en repetir aquí lo que cuenta. Añadiré mi opinión personal sobre este mundo que crea Clarke.

Diaspar es una ciudad diferente a las que conocemos y que el autor se encarga de señalar en forma de muchos detalles que nos describe con constancia mientras la historia ocurre. Me gusta porque no describe la ciudad y luego pasa a la acción, sino que la va introduciendo poco a poco, sus zonas, sus pequeños detalles, y es así con todo. Cuando el protagonista empieza a sentir el impulso de abandonar Diaspar, ver qué hay fuera. Bueno, sólo diré que todo el mundo que inventa Clarke es increíblemente maravilloso (en el más puro sentido de fantasioso).

Los personajes, por otra parte, me parecen bastante planos. Eso no tiene por qué ser malo, y es verdad que en detalles concretos cambian y evolucionan, pero más por necesidad de la historia que porque el personaje realmente hubiera tenido otra opción, como si la línea argumental fueran los rieles de un tren y los personajes tuvieran que seguirlos sin poder descarrilar. No está mal, puesto que no creo que el propósito de la novela sea crear personajes complejos e impredecibles, aunque quizás por ello (y porque el libro tampoco es muy largo) no le he tomado cariño a los personajes.

Hablando del propósito de la historia, aunque nunca he sido muy buena discerniendo esas cosas, pero he tenido la sensación de que el autor deja muy clara su opinión sobre el mundo y el hacer humano actual en las páginas de este libro. Posiblemente porque lo escribió cuando era joven y tenía ganas de hacer saber su opinión al mundo, también como un intento de mostrar su disconformidad con pensamientos aceptados mayoritariamente (sobre todo en su época) como la religión o la estética, y aún así hacer de todo ello un libro que se adapte a un público juvenil, mostrando un pensamiento complejo pero sin explayarse en ello.

En conclusión diré que en cuanto a historia el libro es sencillo pero bien llevado, los personajes cumplen su función y que el mundo donde se desarrolla es un derroche de imaginación, precioso. Bien escrito, aunque a veces apresurado, creo que es un libro a tener en cuenta.

Sobre la edición de Alamut, me gustaría destacar dos detalles. Uno bueno y otro malo. El bueno es que me gustan mucho el prefacio y el epílogo que han incluido, especialmente el epílogo, que muchas ediciones lo suelen incluir al principio y te destripan el libro. No, no, el análisis del libro mejor al final, gracias. Además que me ha resultado muy interesante leer la opinión que ahí se daba. El detalle malo, y espero que sólo me haya ocurrido a mí, es que la encuadernación no debía ser muy buena, porque de vez en cuando al pasar páginas estas se desprendían de su agarre con una facilidad pasmosa, pero vamos, confío en que yo haya tenido mala suerte con mi ejemplar.



PERSONALMENTE



*Agradecimientos a la editorial por el ejemplar.

3 comentarios:

Kika283 dijo...

Muy interesante novela, me llama la atención la sinopsis y me gusto tu reseña. Solo he leído un libro de Clarke (El fin de la Infancia) y la verdad me gusto mucho, si bien como comentas en esta novela los personajes son planos, creo que es porque forman parte de la historia y no es la historia la que gira alrededor de ellos. Al menos esa es la impresión que me da el autor y por cierto tengo muchas ganas de leer Cita con Rama que me lo han recomendado mucho.
¡Saludos!

Iago Prado dijo...

No la veo descartable aunque no me lanza tan de cabeza a su lectura. Pero vamos, anotado en lista está y lo desentrañaré si se presenta la ocasión :)

Un abrazo XXL

CambiaLibros dijo...

Yo de todas las novelas que leí del autor es la que más me gusta, junto a El fin de la infancia, también es verdad que son de las más recientes y de las pocas que recuerdo.
Saludos.