lunes, 7 de mayo de 2018

Reseña Anohana

DATOS
Título: Anohana (Aún no Sabemos el Nombre de esa Flor que Vimos aquel Día).
Título Original: Ano Hi Mita Hana no Namae o Boku-tachi wa Mada Shiranai (2012).
Número tomos: 3.
Guión: Cho-Heiwa Busters.
Dibujo: Mitsu Izumi.
Editorial: Ivrea.
Precio: 8 €/tomo.
Género: Manga/Actual/Drama/Juvenil/Paranormal.
Núm. Páginas: 192 por tomo.




SINOPSIS
Unos amigos de la infancia dejan de mantener contacto tras la muerte de Meiko Honma. Jintan Yadomi, que era el líder del grupo, abandonó los estudios y vivía una vida solitaria hasta que se le aparece el fantasma de Meiko. Parece que solamente puede interactuar con él y con nadie más. La chica ha vuelto para pedirle a Jintan que le cumpla un olvidado deseo que anhelaba cuando eran pequeños. Eso obliga a Jintan a reunir al grupo nuevamente. Sin embargo, mientras que debe conseguir que le crean (nadie aparte de él puede ver a Meiko), la historia va revelando que Jintan no es el único reacio a dejar atrás su pasado, y que todos sienten algo de culpa por la muerte de Meiko.



RESEÑA

Mitsu Izumi
Aquí tenemos la primera reseña de manga del blog, espero que os guste. Se trata de Anohana (Aún no sabemos el nombre de esa flor que vimos aquel día), pero lo dejaremos en solo Anohana. Una serie corta, compuesta tan solo por 3 tomos.

Este título tan largo y extraño nos acompaña con pequeñas pinceladas a lo largo del manga, especialmente cuando se acerca el final. No es nada relevante en la historia, pero ya sabemos que los japoneses con los títulos a veces son muy originales.

Tanto las portadas españolas (que podéis ver más abajo) como las originales son de tonos suaves, discretas y elegantes. Le dan ese aire de nostalgia y dulzura que la propia historia tiene. Y la edición en sí, está cuidada, se lee de derecha a izquierda, y en cada tomo podemos encontrar un mini-póster a color de Menma.

Resumiendo mucho, se nos cuenta cómo un grupo de niños formado por seis amigos, acaban separándose por la muerte de uno de ellos, y con el paso del tiempo sin motivo aparente Menma —la niña fallecida—, aparece ante Jintan, el que era antes el líder del grupo, para decirle que cumpla el deseo que se quedó pendiente antes de morir. A partir de ahí irá acercándose de nuevo a sus antiguos compañeros.

El manga se desarrolla en un pequeño pueblo y sus alrededores, principalmente en la actualidad, pero nos va transportando mediante flashbacks al pasado para ponernos en situación, haciendo que parezca una narración más íntima.

Es una lectura ágil y no tiene ningún tipo de relleno como puede pasarnos con historias más largas. Se centra mucho en la psicología y sentimientos de las personas, más que en buscarle una lógica, ya que en ningún momento se nos dirá el porqué Menma vuelve después de tanto tiempo y no antes —aunque puede intuirse, lo que está pasando lleva tiempo sucediendo, así que en verdad, no hay un porqué—.
En mi opinión algunos personajes me parecen llevados al extremo, pero supongo que cada uno acepta el duelo del fallecimiento de alguien a su manera. Y se nos muestra que para superar algo, mejor estar unidos que aislarse. Estos personajes evolucionan rápido, sin llegar a ser de forma precipitada.
A pesar de que lo que se nos cuenta es triste —y obviamente lo más seguro es que derraméis alguna lágrima—, no es un dramón, ya que se intenta enseñar un punto de vista entrañable y tierna de la situación. Pero ya os digo, preparad pañuelos.
El dibujo es limpio y claro, tramas y sombras bien puestas, de hecho en muchas viñetas no encontraremos fondos, lo importante es lo que se cuenta, pero los que hay están bien definidos.

Los personajes se centran en el grupo de amigos, Menma, la chica que vuelve para cumplir su deseo; Jintan, el antiguo líder del grupo y el único que puede ver a Menma; Anaru, con aspecto de chica dura, pero muy sentimental en el fondo, mi personaje preferido; Poppo, siempre alegre y disfrutando de la vida; Yukiatsu, un joven inteligente y popular; y Tsuruko, seria y reservada.
Aunque sinceramente uno de los personajes que más me ha llamado la atención y me ha conmovido es la madre de Menma.

El final es predecible, pero eso no quita que valga la pena leer este manga.

En definitiva, Anohana es manga corto, que concentra mucho sentimiento. La evolución de la historia y personajes va rápida pero sin llegar a ser precipitada. Un relato dulce, tranquilo y entrañable que os hará soltar más de una lágrima.




PERSONALMENTE


3 comentarios:

Shiane dijo...

¡Hola! Anohana es una de mis historias favoritas. Ví el anime allá por 2012 o así y me encantó, y en cuanto licenciaron el manga allá que fui a por él, y es que es una historia preciosa y llena de sentimiento; totalmente recomendada :) ¡Un besito!

Sorasaku dijo...

Me lo leí hace un año o así y la verdad es que a mí también me gustó mucho. Es una historia muy bonita y que no cae en el drama, sino que despierta sentimientos y nos hace querer saber que sienten los personajes y como reaccionan a la muerte de Menma. A mí también me pareció preciosa y lo recomendaría! :D

Karen García dijo...

Hola!

No me he leído este manga, puede que sea que hace un tiempo, al menos un año, que evito los shojos sentimentales puro y duro xD no sé, ya se me hicieron todos muy parecidos entre sí, el último que metí a mi colección fue Ao Haru Ride, y la terminé hace unos meses así... quizás sería hora de ir mirando otro xD

Gracias por la recomendación!