sábado, 20 de agosto de 2011

F

FRANCESC MIRALLES

Acto seguido, sacó de su mochila unos cuantos cirios y se dedicó a encenderlos alrededor del sepulcro. La lumbre de las llamas se agitaba sin llegar a apagarse, lo cual daba al lugar un aire aún más trémulo y fantasmal.
Las caras pálidas de aquellos tres reflejaban el baile del fuego.

(Retrum: Cuando Estuvimos Muertos, Francesc Miralles)

Había motivos para no maldecir mi existencia.
Y, sin embargo, en lo más hondo sentía que no había salvación posible para mí. Cada uno de mis movimientos era un paso en el vacio. No había nada que me sujetara, ninguna razón para seguir en un mundo que cada vez entendía menos.

(Retrum: Cuando Estuvimos Muertos, Francesc Miralles)

Apuró la copa de champán y volvió a llenar las de ambos, antes de preguntar con descaro:
- ¿Y tú qué quieres que pase?
La miré con el desconcierto de un actor de teatro que ha entrado en el escenario equivocado y no entiende el argumento de la obra.
- Pregúntamelo cuando la botella esté vacía -me limité a decir.

(Christian y Alba, Retrum: Cuando Estuvimos Muertos, Francesc Miralles)

Salté el muro del cementerio por el punto débil que había detectado Lorena y busqué sin prisas mi camino entre las tumbas- Como un vampiro que vuelve a probar la sangre tras una larga abstinencia, me invadió una repentina paz -también por quien me esperaba en la meta- mientras me orientaba hacia el mausoleo abanonado donde nos habíamos citado.

(Christian, Retrum 2: La Nieve Negra, Francesc Miralles)

Amar es morir.
Cuando te cuelgas de alguien hasta el fondo, lo que has sido antes muere para renacer como una criatura frágil y vulnerable. Nos convertimos en esclavos de aquello que amamos, y aun destello de felicidad siguen mil tormentos que aun así son un precio razonable para abrazar el paraíso.

(Christian, Retrum 2: La Nieve Negra, Francesc Miralles)

Antes de bajar del escenario para que el concierto pudiera seguir, aquella diosa siniestra clavó sus fríos ojos azules en los míos. Petrificado desde hacía un buen rato, vi que en su mirada sólo había odio.
Era Alba.
Aunque de hecho había dejado de serlo.
Ahora era Nigra.

(Christian, Retrum 2: La Nieve Negra, Francesc Miralles)

- ¿Me estás diciendo que tengo pelo de ratón? -gruñó Birdy mientras me agarraba por el cuello.
En aquel momento se abrió la puerta y aapreció mi padre. Primero se asustó con aquella escena, pero enseguida sonrió y dijo:
- Veo que os habéis hech amigos.
- Sólo estoy intentando estrangular a tu hijo -replicó ella-. Yo a eso no lo llamaría amistad.

(Christian y Birdy, Retrum 2: La Nieve Negra, Francesc Miralles)

- Tu padre me ha hablado maravillas de ti. Dice que lees todo lo que cae en tus manos.
- Es mi manera de seguir vivo. Cuando tengo ganas de suicidarme, abro un libro y me digo que no lo haré hasta que llegue al final. Enlazo la última página con la primera de otro libro y vuelta a empezar.
Mi padre em soltó una patada por debajo de la mesa para indicarme que no le había gustado mi respuesta.

(Christian y Gina, Retrum 2: La Nieve Negra, Francesc Miralles)

- A nosotros nos gusta ir al cementerio.
Birdy redondeó sus ojos ligeramente achinados.
Su madre exclamó asustada:
- ¿Cómo? ¡No me dirás que haceis espiritismo!
- En absoluto.
- pero tiene que haber una razón para que te atraigan los cementerios -dijo Gina tratando de ser comprensiva-. Quizás lo sucedido con tu hermano...
- No meta a mi hermano en eso. Vamos a los cementerios por dos razones muy simples. La primera es que nos gusta hacer compañía a los muertos y aprender de ellos. La segunda es que los vivos no caen fatal.
Una sonora carvajada de Birdy sirvió a mi padre para maquillar lo que yo acababa de decir, mientras tomaba porel hombro a su novia.

(Christian y Gina, Retrum 2: La Nieve Negra, Francesc Miralles)

- Así es, maldita sea. Siento haberte hecho llorar. Soy un imbécil.
Birdy suspiró antes de decir:
- No me has ofendido. Lloro por ti y por mí. Ahora ya somos dos robinsones.

(Sasha y Birdy, Øbliviøn: Un Cielo tras Otro, Francesc Miralles)

- No conozco nungún lugar que solo pueda encontrarse estando enamorado.
- Claro, porque eres tan pueblerino que no te has enamorado en tu puñetara vida. Yo creo que entraste en <<eso>>, por llamarlo de algún modo, por error. ¿Y si intentas lo que propone esa petarda? Tal vez no llegues a ningún sitio especial, pero ¡lo vamos a pasar en grande! y si das con ØBLIVIØN, llamamos a Íker Jiménez y le decimos que hemos descubierto una discoteca secreta, solo para ángeles.

(Sasha y Birdy, Øbliviøn: Un Cielo tras Otro, Francesc Miralles)

- (...) ¿No has pensado nunca que podríamos ser el sueño de un dios? Quizás cuando esa conciencia despierta, dejaremos de existir. Por eso hay que vivi cada instante como si fuera eñ último. Ahora

(Sasha e Ivonne, Øbliviøn: Un Cielo tras Otro, Francesc Miralles)

- Estás buenísmas, pero no puedo.
-Vaya... ¿Hay otra chica? No he visto que en el insti...
- Vive lejos.
- ¿Cómo de lejos? -Petra trataba de ocultar que la había herido en su orgullo.
- Quizás tanto como esas estrellas que están cayendo.
- Entonces es una alienígena. Se ha infiltrado entre los meteoritos para venir a buscarte.
- Ojalá.
Petra me miró con repentina simpatía. Se notaba que le había gustado aquel acto de fidelidad heroica.
- ¿Se enfadará tu novia extraterrestre si te doy un beso antes de dormir?
- Creo que no.

(Sasha y Petra, Øbliviøn: Tormenta de Estrellas, Francesc Miralles)

- ¿Tu amigo es retrasado mental o algo parecido?
- No es mi amigo -me defendí-, sino mi compañero de habitación en la residencia.
- Pues hoy vas a dormir solo, porque como me vuelva a tocar le voy a partir la cara. ¿Puedo sentarme a tu lado?
- Claro.

(Sasha y Petra, Øbliviøn: Tormenta de Estrellas, Francesc Miralles)

- ¿Temes que me hagan daño? -le pregunté ansioso.
- No, temo por el daño que voy a sentir yo cuando te deje en Barajas. Soy así de egoísta.
Aquella última frase me conmovió, así que le tomé la mano y me la acerqué a los labios. Recordé lo que había dicho Rubén sobre nosotros dos antes de decirle:
- Quizás volveremos a vernos.
- Quizás -repitió inexpresiva.
EL taxista ya había estacionado.
Petra suspiró y, antes de abrir la puerta, añadió algo que me acabó de confundir:
- Si eso llega a suceder, será tarde, muy tarde o nunca.

(Sasha y Petra, Øbliviøn: Tormenta de Estrellas, Francesc Miralles)

- Eres una chica curiosa, ¿sabes? Y seguramente más interesante que Cory Kennedy, aunque lo cierto es que no sé nada de ti.
- Quizás más adelante -susurró apoyando su cabeza sobre la mía-. La vida está llena de segundas oportunidades.
- Puede ser. Aunque a veces llegan demasiado tarde -añadí sin saber muy bien por qué lo decía.
- Ya lo sé. Tarde, muy arde o nunca.

(Sasha y Petra, Øbliviøn: Tormenta de Estrellas, Francesc Miralles)

- En el lenguaje alegórico de Platón, venía a decir que, al principio de los tiempos, los seres humanos eran seres esféricos muy poderosos. Tanto, que llegaron a enfrentarse a Dios.
- Exacto. hasta que Zeus los partió en dos con su rayo para que perdieran fuerza y no pusieran en peligro su supremacía. Desde entonces las mitades andan buscándose y, cuando se encuentran, no quieren separarse de ningún modo, ya que al fin vuelven a sentirse completos.

(Sasha e Ivonne, Øbliviøn: Tormenta de Estrellas, Francesc Miralles)


6 comentarios:

Xula dijo...

Tengo este libro apuntado, aunque todavia no me he decidido del todo.. Suena bien de verdad. Un beso!

Ylenia dijo...

Tengo ganas de leerme este libro.He leído tantas cosas buenas sobre él,que tengo una curiosidad. =D
Saludos

Cristina Caviedes dijo...

He leído un montón de comentarios sobre este libro y con estas frases me han entrado unas ganas de leerlo...! Besos!!!

Aydel dijo...

No me he leído las frases porque me puedo spoilear (sí, no ,me he leído el primero xD)
Besitos!!

Páginas en Blanco dijo...

Que recuerdos, como me gustó este libro. La verdad es que aunque a Alba la llegue a odiar, la parte en que estuvo con ella, fue... me gusto más que la relación que tiene con Alexia, parecía más de verdad, no sé.

Buen finde!

Mel B* dijo...

Me intriga este libro, aún no lo he visto en mi librería pero en cuanto lo haga me lo compro.
Un beso~